Contribuye al mantenimiento de los niveles normales de lípidos, colesterol y homocisteína.